Reciclar es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo. Tanto, que puede participar cualquier miembro de la familia, incluso en la oficina, hacerlo es un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente, aquí te compartimos algunas recomendaciones para el consumo responsable de agua, papel y energía.

Deja una respuesta