Definición:

El contrato de trabajo es aquel por el cual una persona natural se obliga a prestar un servicio personal a otra persona, natural o jurídica, bajo la continuada dependencia o subordinación de la segunda, y mediante remuneración, tal y como lo expresa el artículo 22 del Código Sustantivo de Trabajo.


Ahora bien, el contrato a término fijo se refiere a una modalidad de contrato de trabajo cuya característica principal se encuentra determinada por la duración limitada y estipulada que debe existir. Es por esto, que para que exista un contrato de trabajo a término fijo, debe pactarse por escrito la citada modalidad, puesto que la normatividad legal vigente exige un requisito de forma para que se entienda que surge a la vida jurídica.
Otra característica importante en el contrato de trabajo a término fijo se refiere a su máxima duración, la cual se encuentra señalada en el artículo 46 del Código Sustantivo de Trabajo, por un término de tres (3) años. Sin embargo, su duración podrá ser renovada indefinidamente, siempre y cuando no se manifieste por escrito, con una antelación no inferior a treinta (30) días, el ánimo de no darlo por prorrogado. Esto es, un contrato a término fijo inicialmente solo podrá pactarse por tres (3) años máximo, pero su término inicial podrá ser renovado por las partes cuantas veces se desee y sin que se entienda que se ha convertido en contrato a término indefinido.
No obstante, si el término fijo es inferior a un (1) año, únicamente podrá prorrogarse sucesivamente el contrato hasta por tres (3) períodos iguales o inferiores, al cabo de los cuales el término de renovación no podrá ser inferior a un (1) año, y así sucesivamente.


Por lo anterior, en un contrato a término fijo es menester regular en su contenido aspectos tales como la identificación de las partes, el objeto del contrato, la fecha inicial y final de su duración, el preaviso o notificación por escrito de la determinación de no prorrogar el contrato, el período de prueba, las obligaciones y prohibiciones de las partes y las causales de terminación, entre otros aspectos que las partes deseen fijar de acuerdo con sus necesidades y requerimientos, respetando la normatividad legal vigente.


Se exhorta a la empresas a observar la jurisprudencia que los diferentes entes judiciales han emitido frente al contrato de trabajo a término fijo, específicamente

Deja una respuesta