Definición:

Un otro sí de contrato es un documento que se anexa al contrato principal generando modificaciones, adiciones o correcciones a este, siempre y cuando las partes que firmaron el contrato inicial también firmen este documento, y en el tema en cuestión, busca modificar las cláusulas iniciales que pudieron haberse pactado por la empresa y el trabajador, frente a lo acordado como remuneración salarial, pudiendo estipular un salario integral como contraprestación del servicio prestado.

El artículo 132 del Código Sustantivo de Trabajo, determina que el salario integral es aquel que “además de retribuir el trabajo ordinario, compense de antemano el valor de prestaciones, recargos y beneficios tales como el correspondiente al trabajo nocturno, extraordinario o al dominical y festivo, el de primas legales, extralegales, las cesantías y sus intereses, subsidios y suministros en especie; y, en general, las que se incluyan en dicha estipulación, excepto las vacaciones.

«En ningún caso el salario integral podrá ser inferior al monto de diez (10) salarios mínimos legales mensuales, más el factor prestacional correspondiente a la empresa que no podrá ser inferior al treinta por ciento (30%) de dicha cuantía. El monto del factor prestacional quedará exento del pago de retención en la fuente y de impuestos”.

Por lo anterior, es claro que las partes dentro de sus libertades y formas de estipulación pueden acordar el pago de un salario integral que remunere tanto el factor prestacional como el factor salarial, siempre y cuando se respeten los límites legales mínimos.

Deja una respuesta