Definición:

El deficiente rendimiento en el trabajo es una de las causales contempladas en el artículo 62 por el numeral 9 para dar por terminado el contrato de trabajo con justa causa. Sin embargo, para poder alegar dicha causal como justa causa, es necesario cumplir con el procedimiento estipulado en el Artículo 1 del Decreto 1127 de 1991 compilado en el artículo 2.2.1.1.3 del Decreto Único Reglamentario 1072 de 2015.

Pues bien, uno de los pasos con los que deberá cumplir el empleador para poder constituir la justa causa por deficiente rendimiento en el trabajo, consiste en requerir al trabajador por escrito, dos (2) veces cuando menos, mediando entre uno y otro requerimiento un lapso no inferior a ocho (8) días.

Se recomienda a los empleadores, evaluar individualmente la capacidad de cada trabajador, teniendo en cuenta que existen circunstancias que podrán justificar un rendimiento inferior de un trabajador en comparación con otro trabajador.

Deja una respuesta